MUSIQUEANDO

MUSIQUEANDO es un método de Educación Musical Española.





LA AUTORA

María Jesús Rodríguez Rubio es profesora de Educación Musical en el Colegio Público de Primaria San Isidoro de Deifontes en Granada. Estudió solfeo y piano en los Conservatorios de Almería, Murcia y Granada.

 

¿QUE ES MUSIQUEANDO?

 

Musiqueando es un sistema silabofónico de Educación Musical dirigido a niños de habla castellana, fundamentado en la percepción sonora del ser humano en estas primeras etapas de su desarrollo, apoyado por el uso de los recursos folklóricos de cada zona y de la improvisación como principal objeto de aprendizaje. Sus principales premisas son la sencillez y similitud con el lenguaje hablado respetando las diferentes formas de  modulación de la voz regionales y provocando la improvisación y creación personal con la ayuda constante de objetos sonoros del entorno, así como la construcción propia de instrumentos muy sencillos.

VOCABULARIO QUE UTILIZA

 

Sílaba fónica:Sílaba que suena más fuerte en el texto cantado.

Entonación melismática:Forma de interpretar el texto cantado, estirando algunas sílabas, generalmente las finales de cada palabra, para dar énfasis o espectacularidad, o sensación de letanía. Entonación típica de la música sefardí, andalusí, flamenco, entre otras manifestaciones artísticas.

Habla melismática entonada: Forma de interpretar el texto hablado con los acentos naturales de cada zona. A veces se confunde habla y cante.

Escala andaluza: Se identifica generalmente, como el modo frigio de mi, siendo muy  característica de forma descendente, cayendo en los grados IV-III-II-I(LA-SOL-FA-MI)

Objetos sonoros:Todo lo que suene sin ser un instrumento musical convencional.

JUSTIFICACION

Este proyecto  surge en parte por la necesidad de organizar el material que he ido trabajando desde que empecé a impartir clases de Educación Musical, hace ya muchos años, así cómo buscar unos cuadernos que se adaptasen a las necesidades reales de mis alumnos/as. La Educación Musical se trabaja generalmente en nuestro país, tomando como modelos o referentes constantes, los métodos pedagógicos musicales importados de otros países. Aunque hoy en día encontramos materiales de Música realmente atractivos y bien elaborados, en la práctica, somos muchos los que terminamos elaborando  o  rebuscando fichas y más fichas que se adapten a las necesidades que realmente tenemos. A lo largo de mi trayectoria profesional, he echado de menos una forma de aprender música que nazca de nuestros folclores, tanto peninsulares, como no peninsulares, con un nexo común a todos, el uso de la lengua en sus diferentes entonaciones y la importancia de las mismas en nuestras músicas de raíz. No obstante, intento continuamente incorporar muchas de las estrategias educativas de las grandes Pedagogías Musicales del s. XX.

Pongo en práctica este sistema plasmado en libros de texto y cuadernillos individuales para  alumnos, de progresiva dificultad,  guías didácticas de los mismos para los docentes y un cuadernillo específico para los alumnos con necesidades educativas especiales. El sistema se fundamenta en objetos de aprendizaje vivos que acepten las adaptaciones o cambios que se quieran en cada momento, con actividades intuitivas y sencillas que sigan un orden

lógico de dificultades. El seguir una secuenciación metodológica muy simple y bien estructurada, permite que el alumno/a casi trabaje solo/a y pueda ser ayudado por cualquier mayor aunque éste no sepa música.

El formato “ ficha “, es premeditado. Los dibujos se pueden repasar, colorear, recortar y pegar; Cada alumno/a va personalizando su cuaderno y haciéndolo más atractivo. El color es una de las principales características metodológicas de este sistema de trabajo, por dos motivos:

1. Tanto las actividades, como los contenidos incluidos en las competencias, se diferencian por colores. Los alumnos desde muy pequeños asociarán cada color a un tipo de actividad. El color naranja, en concreto, representará la petición-acción a realizar por el alumno.

2. La iniciación de flauta se realizará con un original código de color, muy atractivo y  fácil de memorizar para los niños.

Al llevar una estructura muy ordenada de contenidos y actividades, el chico que ha perdido una sesión por cualquier motivo, la recuperará con mucha facilidad y por esto precisamente, el método es ideal para alumnos que requieren refuerzos educativos en su aprendizaje, ya que se respetan los diferentes ritmos de trabajo de cada individuo. La guía del profesor contiene indicaciones  para trabajar con estos niños/as.

Todos los cuadernillos contienen en sus primeras páginas, ejemplos de objetos sonoros y construcción de instrumentos. La mayoría de canciones son del repertorio popular español; gran parte de ellas inéditas y recogidas en la calle con innumerables variaciones locales; las adaptaciones e instrumentaciones son todas  mías, a no ser que se indique lo contrario en las mismas. De unas y otras se incluye la música escrita para uso del profesor/a.

A partir del 3º cuadernillo, todas las Unidades Didácticas terminan con una actividad de lo que he llamado TALLER DE FLAMENCO. Este pequeño taller realiza un breve y sencillo recorrido por las características y conocimiento de los principales palos de esta Música de raíz. La presentación de las actividades siempre es participativa y abierta a la improvisación. Los profesores no deben de preocuparse por conocer más o menos este tipo de música, ya que las actividades son  sencillas y admiten muchas formas de trabajarlas.

Al final de cada cuadernillo se encuentran las FICHAS ESPECIALES, para Navidad, Carnaval, dramatizaciones, conciertos, etc. El docente las incluirá dentro de la programación normal, según le convenga en cada curso.