LA RELACIÓN DE LAS FAMILIAS GITANAS CON EL COLEGIO.

Yo distinguiría a 3 grupos de familias. En primer lugar están las familias que por necesidades económicas tienen que ir a trabajar de manera temporal a un lugar distinto de su residencia habitual con lo que tienen que llevarse a los hijos con ellos al no tener con quién dejarlos. Esto implica que los hijos se tengan que matricular temporalmente en otros colegios con lo que supone de dificultad al tener que adaptarse a otros profesores y otros compañeros de clase. Si el traslado es a otro país la pérdida de ritmo en clase es evidente debido al idioma y el consiguiente retraso con respecto a los compañeros de clase cuando regresa al colegio habitual es evidente. Estas familias sufren el cambio temporal del colegio de sus hijos y viven con preocupación la inasistencia temporal de sus hijos al colegio habitual pero hay que entender que la necesidad económica les obliga a sacarlos temporalmente del colegio.

El segundo grupo de familias son aquellas que tienen tanta exclusión social que no tienen conciencia de la importancia de la educación para la realización personal de sus hijos y para su futuro. Son familias que debido a su escasa formación cultural son incapaces de valorar los beneficios que tiene la educación para sus hijos. Afortunadamente este es un grupo minoritario y sobre el que más hay que trabajar para lograr la plena integración en todos los ámbitos de la sociedad.

El tercer grupo lo integran las familias gitanas que son cada vez mas conscientes de que la sociedad demanda personas cada vez más formadas y eso es lo que estas familias hacen con sus hijos y lo que ha hecho que cada vez más gitanos/as hayan cursado o estén cursando estudios universitarios y abriéndose paso en puestos de responsabilidad. Este grupo de familias es afortunadamente cada vez más numeroso y  el     debe ser la base para lograr la plena integración del pueblo gitano sobre la base del respeto a la cultura gitana pero sabiéndola adaptar  sociedad en la que vivimos y convivir en igualdad y respeto con el resto de la población.

Isidro Cortés Torres.

PINCHA EN LAS IMÁGENES PARA VISUALIZAR LOS ARTÍCULOS

¿Porqué Camarón es un mito para los gitanos?

Por Isidro Cortés Torres

¿Porqué Camarón es un mito para los gitanos?

Cuando canta Camarón, cada quejido de su cante pega en el centro de la diana de lo que es el sentimiento gitano , o sea él sacó con su cante el dolor, la alegría, y la tristeza del pueblo gitano y lo expresó a través de su cante. Por eso cuando un gitano lo escucha cantar se está reconociendo a él mismo a través de Camarón. Por lo tanto Camarón canta como lo querría hacer cualquier gitano.

Si un gitano está  triste, escuchando a camarón aumenta su tristeza pero de una forma dulce o sea no superficial; si un gitano está alegre al escuchar a camarón aumenta su alegría pero mezclada con sentimiento.

En resumen: en cada desgarro y quejido de la voz de Camarón está reflejado el dolor,  la tristeza y la alegría del pueblo gitano y por eso lo adoran.

Pero el pueblo gitano no se identifica con Camarón sólo con su cante sino también por ejemplo con su forma de vestir, con los anillos que llevaba en todos los dedos de la mano, con los pantalones doblados hacia arriba, con el pelo largo que él llevaba. De hecho a partir de él llevar el pelo largo, muchos gitanos se lo dejaron largo. También en los gestos y en la forma de cantar que él tenía.

Por todo ello el pueblo gitano lo adoró y lo sigue adorando como si fuera un Dios o algo divino y lo llevan en anillos , medallas , postres, en fotos en los coches etc…

Él contó una anécdota muy curiosa y es que a veces se le acercaba la gente enferma o madres para que tocara con las manos para que la curaran y él que era muy tímido y poco hablador decía que no sabía lo que hacer.

Además Camarón está considerado como el Mozart o el Bethoven del flamenco porque en cada tonalidad de cada cante sabe poner la nota adecuada.

¿QUÉ ES EL ROMÍ?

Por Isidro Cortés Torres

LA IMPORTANCIA DEL CALÓ EN LA LENGUA CASTELLANA

Por Isidro Cortés Torres

LA IMPORTANCIA DE ESTUDIAR

Por Isidro Cortés Torres